Serie Rut : Capítulo 1

Rut 1 ; Romanos 5:1-5


"La vida es bella". Tengo un cuadro colgado en mi comedor con esta frase para recordarnos a mí y a mi esposo que la vida sí es bella. Sin embargo, pareciera que al mirar nuestra realidad, nuestras circunstancias o que en algún punto de nuestra vida, existiera una voz que nos grita todo lo contrario.


El primer capítulo del libro de Rut comienza contándonos una serie de tragedias en la vida de Rut y Noemí. Ambas se habían quedado sin nada. Ambas se encontraban en medio de terribles circunstancias y sufrimiento.


Podemos darnos cuenta al leer las palabras de Noemí, que realmente se encontraba sin esperanza alguna, se había resignado a tal punto en que dejó que sus circunstancias y su sufrimiento definieran quién era ella ahora: "viuda", "desolada"..."Mara". ¿Alguna vez has hecho esto?¿Tú misma ponerte una etiqueta sobre tu vida? Yo sí. Yo también he caído en el juego de pensar que lo que estoy viviendo es mi destino o mi identidad de ahora en adelante, pero, tengo que recordar: mis circunstancias No son quiénes me definen.


Si tu has pasado una situación difícil, o incluso luto de cualquier tipo, mi intención no es menospreciar tu dolor, ni menospreciar lo que pasó Noemí. La verdad, es que la vida sí es dura y sí duele, muchas veces. De hecho, Jesús nos prometió esto. El sufrimiento es algo seguro en esta vida. No exenta a nadie, ni a los que creen en Él o se consideran "buenas personas". Es difícil decir: "La vida es bella" en medio de circunstancias difíciles y dolorosas pero quiero recordarte(el famoso cliché) que Dios siempre va obrar todo para nuestro bien. TODO.

Romanos 5:1-5 NTV(versión) dice:

Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros. Debido a nuestra fe, Cristo nos hizo entrar en este lugar de privilegio inmerecido en el cual ahora permanecemos, y esperamos con confianza y alegría participar de la gloria de Dios.
También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia(perseverancia)*. Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.

*en otras versiones dice perseverancia. Aquí subrayé de diferente color lo que observé en estos versos: Morado-Carácter De Dios(¿cómo veo a Jesús aquí?) Verde: Aplicación personal. Rosa: Tema(palabras clave).


Nuestros sufrimientos nos llevan hacia un proceso de perseverancia y esa perseverancia(seguir cuando piensas que ya no puedes más)(como cuando hacemos ejercicio jaja) a desarrollar carácter y mi carácter me lleva a tener esperanza de nuevo.

Cuando somos perseverantes nos damos cuenta de cuán fuertes somos en Jesús.


La historia de estas dos mujeres no termina aquí y estoy segura que la tuya tampoco. Nuestra oración es que en toda esta semana, este devocional nos haga meditar y recordar que Dios no ignora nuestro sufrimiento, sino al contrario, es compasivo y empático. Él más que nadie puede entender por lo que estás pasando y siempre se mantiene fiel.


Recuerda: Él está viendo todo el cuadro. Nosotros solamente alcanzamos a ver una pequeña parte de pinceladas que al parecer no tienen forma de nada...aún.




144 vistas1 comentario

©2020 por corazóndeleón. Creada con Wix.com