Serie: Única Día 5


¡Último día del devocional!


¿Alguna vez has conocido a una persona que es muy atractiva? (No, no me refiero a ninguno de tus "crushes" jaja ni tampoco a una belleza externa). Me refiero a ese tipo de personas que su belleza o atractivo no proviene por su exterior, sino de un espíritu y corazón hermoso.


Tengo muchas buenas amigas(ustedes saben quién son) que son hermosas por fuera pero que sin duda, tienen un corazón que opaca por mucho su aspecto físico. En la Biblia, tenemos un personaje así.


Creció en su presencia como vástago tierno,

como raíz de tierra seca.

No había en él belleza ni majestad alguna;

su aspecto no era atractivo

y nada en su apariencia lo hacía deseable.

Isaías 53:2 NVI


Si continuas leyendo este capítulo en Isaías, te vas a dar cuenta que es muy obvio que habla de Jesús. Es chistoso, porque en la mayoría de las imágenes y las películas que retratan a Cristo, lo hacen con un aspecto físico muy occidental o incluso atractivo. Pero la Biblia habla sobre un Jesús que no lo era. Sin embargo, al leer los evangelios pareciera que la persona de Jesús era tan atractiva que hasta los niños querían estar con él...y tu sabes que ¡los niños son los más difíciles de ganar! No creo que ningún niño hubiera querido estar cerca de Jesús si hubiera sido serio(¡tuvo que ser alguien muy divertido!).


Todos querían estar con Él, porque la verdad, es que Jesús es irresistible para el mundo. Él sabía muy bien quién era y sobre todo, sabía muy bien quién era su Padre. Sabía que tenía un propósito y una misión en esta Tierra y no podía dejar que las voces del mundo o del diablo lo desenfocaran o le arrebataran este propósito.


¿Cuántas veces hemos creído las mentiras de las voces del mundo y del enemigo respecto a nuestro valor, identidad o propósito?


No fue hace tanto tiempo que te atascaste en esa vieja vida estancada de pecado. Dejando que el mundo, que no sabe nada sobre la vida, te diga cómo vivir...

Efesios 2:1-2 (MSG)


Me gusta mucho cómo lo dice ésta versión parafraseada de la Biblia. Antes de Jesús, nuestras vidas estaban esclavizadas irremediablemente por esas dos voces. ¿Pero ahora, porqué seguir creyendo lo que nos dicen? ¿Porqué seguir poniendo nuestra mirada y nuestro mayor enfoque, tiempo y lágrimas en cosas que son efímeras, vanas y temporales?


Para cerrar con esta serie, me gustaría recordarte que es muy importante que abraces y ames la individualidad y esencia que Dios te ha dado, que ames y abraces cada parte de ti desde el interior hasta el exterior. Recuerda que los estándares que el mundo da, siempre son superficiales y tienen fecha de caducidad, pero la identidad que el Padre te ha dado es la que realmente importa y es eterna.


Piensen en las cosas del cielo, no en las de la tierra. Pues ustedes han muerto a esta vida, y su verdadera vida está escondida con Cristo en Dios.

Colosenses 3:2-3


El encanto es engañoso, y la belleza no perdura,

pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada.

Proverbios 31:30


Jesús no buscó agradar a los hombres sino solamente a Su Padre. Sabía que cualquier cosa que el diablo o el mundo podía ofrecerle no se comparaba con lo que el Padre ya le había dado. Jesús caminó seguro y sin ningún complejo o inseguridad porque sabía perfectamente que su identidad venía de Su Padre.


Mi oración es que podamos vernos como el Padre nos ve y sobretodo creer lo que el Padre ya nos ha dado como sus hijas.Y, como hijas y seguidoras de Jesús nuestro anhelo más profundo es reflejarlo Él. Estoy segura que no hay nada más "atractivo" en nosotras que cuando le reflejamos a Él.


"...Cuando sean completamente Suyos, serán más "ellos mismos" que nunca."

Cartas del diablo a su sobrino

C.S. Lewis








58 vistas

©2020 por corazóndeleón. Creada con Wix.com